BENEFICIOS DEL SECTOR CEMENTERO

  • Optimizar la dosificación. Ahorro de costes en materia prima.
  • Evitar y/o reducir los bloqueos en los ciclones (cyclon blockages). Menores pérdidas de clínker.
  • Optimizar condiciones de operación del horno. Ahorro de energía.
  • Controlar molienda del cemento (arranque en frío del molino).
  • Control de calidad de finos y adiciones (caliza, escoria del alto horno, cenizas volantes, puzolanas naturales, etc.).
  • Influencia de combustibles secundarios/alternativos en el proceso.
  • Reutilizar materiales procedentes de los electrofiltros.
  • Predecir prestaciones finales (tiempo de fraguado, resistencias mecánicas, etc).

CONOCE AL DETALLE QUE BENEFICIOS PODEMOS APORTAR AL SECTOR CEMENTERO

Ahorro de materia prima

Mediante el control de calidad de las materias primas por difracción de rayos X, es posible conocer su mineralogía y llegar a una correcta dosificación de las mismas. Esto puede aportar un ahorro de material y por consiguiente un ahorro de costes.

Algunos de los análisis que se pueden llevar a cabo para el control de las materias primas son:

– Determinación de pureza de la piedra caliza: mediante la cuantificación de diferentes carbonatos (calcita, aragonita, dolomita, magnesita, ankerita, siderita, huntita, etc), y de la identificación y cuantificación de impurezas como la pirita.

– Determinación de la pureza de la fuente de sulfato: mediante la cuantificación de diferentes fuentes (yeso/anhidrita/basanita) que pueden afectar de manera diferente al fraguado, la identificación y cuantificación de otros sulfatos, por ejemplo, celestina, y la identificación y cuantificación de impurezas, por ejemplo, cuarzo, dolomita, feldespatos.

Evitar y/o reducir los bloqueos en los ciclones (cyclon blockages).

Mediante el seguimiento por DRX de la composición mineralógica de la harina caliente se puede estudiar la formación de fases que causan obstrucciones/acumulaciones en los ciclones. Con ello se puede llegar a una proporción equilibrada de elementos en la harina caliente que reduzca el número de acumulaciones. Esta reducción de bloqueos de ciclones permite por tanto reducir la pérdida de clínker asociada a los mismos.

Optimizar condiciones de operación del horno

Mediante el seguimiento por DRX de la composición mineralógica del clínker a la salida del horno, es posible hacer un seguimiento de la relación de las diferentes fases del clínker, así como de sus polimorfos. Con ello se pueden detectar posibles anomalías en el funcionamiento del mismo, así como de la calidad del clínker.

Es posible optimizar la temperatura de la zona de cocción del horno (BZT = burning zone temperature), usando los valores de alita determinados por DRX.

Información a partir de fases minoritarias: Cuarzo y cal libre: reacciones incompletas en el horno.

Además presencia de algunas fases nos pueden dar problemas en el producto terminado, como por ejemplo:

Cal libre y periclasa: problemas de expansión;

Sulfatos alcalinos: Influencia en las propiedades de fraguado.

El estudio por DRX de la fase ferrito puede dar información de la velocidad de enfriamiento del clinker que a su vez es importante para entender la reactividad a edades tempranas.

Arranque en frío del molino

El proceso de molienda del cemento puede optimizarse mediante DRX haciendo un seguimiento de la evolución del contenido de yeso/basanita/anhidrita en el molino.

Por otra parte se puede estudiar la influencia de los aditivos de molienda en el tamaño de partícula mediante DRX.

Caliza, escoria del alto horno, cenizas volantes, puzolanas naturales, etc.

Mediante DRX es posible llevar a cabo, no solo la cuantificación de fases cristalinas, sino también de fase amorfa. Esto es útil en la caracterización de adiciones tipo cenizas y escorias ya que son la principal fuente de reactivad química y por tanto de las mejoras en las prestaciones finales.

Dentro del control de calidad de finos es importante destacar el seguimiento o monitorización del polvo de sílice respirable.

El uso de combustibles alternativos puede incorporar nuevos elementos (P, Zn, etc.) que estabilicen diferentes polimorfos en el clínker. También puede dar lugar a la aparición de nuevas fases minoritarias en el clínker. Por ello el seguimiento de las fases mineralógicas del clínker puede ayudar a la correcta utilización de estos combustibles alternativos y ayudar a la obtención de clínkeres con propiedades reproducibles.

Reutilizar materiales procedentes de los electrofiltros.

Conocer la composición elemental y mineralógica del material que se recoge en los electrofiltros de la fábrica permite su correcta reincorporación al proceso de producción. En algunos países el uso de cualquier polvo utilizado como aditivo de cemento (<5% en peso) requiere un análisis detallado de la composición mineral.

Un seguimiento a diario de muestras mediante el uso de diferentes técnicas de caracterización, hace posible llevar a cabo una adecuada correlación entre composición y propiedades finales del material.

Español